¡Sube al Arca de Noé!


De acuerdo con el Comité Pro animal, solamente en la Ciudad de México existen actualmente más de 5 millones de animales domésticos en situación de calle, maltrato y abandono. Se nos ha inculcado que son un foco de infección, una plaga. Como ciudadanos pagamos por erradicarlos. La ley nos enseña que son una propiedad más. En casa aprendemos desde pequeños que son desechables, incluso los “finos”. Se comercia con ellos, como si fueran cosas. Pero ellos también son seres vivos. Sienten de la misma manera que nosotros, aunque su capacidad de perdonar es mucho más grande.

Esta última afirmación la demuestra cada caso que llega a “El Arca de Noé”, un proyecto joven que se encarga de rescatar y rehabilitar animales en situaciones extremas. Troy, por ejemplo, un perro nacido de la cruza de un Lobero Irlandés con un perro de raza desconocida, lo que lo define -igual que a la mayoría- como a un perro de raza “única”, ha vivido cada uno de sus 7 años de vida frente a un taller mecánico, descuidado por sus dueños tanto por falta de recursos como por ignorancia, fue rescatado desnutrido, sin pelo, con la piel quemada y sangrando debido a los remedios caseros que sus dueños usaron para curar infecciones en su piel y maltratado por otros perros callejeros y varias personas que pasaron por su “casa”. Ahora ha terminado su tratamiento médico y rehabilitación, y a pesar de la vida que llevó, su actitud hacia los humanos es de puro agradecimiento y cariño.

El caso de Chata es más complicado, ya que ella es una perra de raza Pitbull que fue usada para peleas desde muy pequeña. Su desnutrición y cicatrices físicas están sanando poco a poco, pero cuando se relaciona con otros perros se puede ver que los maltratos que sufrió le dejaron una huella muy fuerte y a pesar de ello, ama convivir con humanos chicos y grandes.

Cada uno de ellos tiene su historia, pero  todos tienen en común que no han tenido suerte y buscan ser amados" Foto: Arca de Noé
Cada uno de ellos tiene su historia, pero todos tienen en común que no han tenido suerte y buscan ser amados" Foto: Arca de Noé

Afortunadamente esas experiencias quedan solamente en el pasado de los animales que tienen la fortuna de ‘subirse’ al Arca de Noé. Se trata de encontrarles un final feliz. Gracias a las fundadoras de este proyecto, Marina Vera y Araceli Lazcano, muchos perros, gatos, tortugas y demás animales como ellos tienen una segunda oportunidad en la vida, la oportunidad de tener una casa al ser adoptados por una familia que los considere parte de sus vidas, y no sólo juguetes, accesorios o trabajadores. Este, que es el objetivo principal de ‘El Arca de Noé’, se logra gracias a la difusión en medios electrónicos y radio brindada por los cientos de voluntarios virtuales que día a día apoyan en la búsqueda de nuevos hogares para los animales rescatados.

Todos estos animales son atendidos por veterinarios, curados, desparasitados, vacunados y los más importante, esterilizados; La esterilización tanto en hembras como machos evita que nuevos cachorros tengan el mismo destino que sus padres, los seguidores de este proyecto creen firmemente en la idea que indica que la solución al ‘problema de los perros callejeros’ es la esterilización y la tenencia responsable de mascotas, no el sacrificio inhumano de los mismos. Después son ubicados en hogares temporales y pensiones, alimentados adecuadamente y sobre todo, tratados con mucha atención y cariño, por lo que los gastos son muchos, y los recursos pocos. Tanto las fundadoras como los rescatistas y voluntarios trabajan por sus propios medios, no tienen apoyo de ninguna institución, ni es este trabajo su actividad principal, ellos eligieron otorgar el tiempo que les queda libre a la labor de proteger a aquellos que no pueden hacerlo por sí mismos.

Marina, actriz de profesión, y Araceli, administradora en ventas nos cuentan que con la realización de este proyecto están felices de poder ayudar a cambiar la situación de los animales domésticos en nuestro país. “Desde siempre he amado a los animales y ahora estoy cumpliendo mi sueño de protegerlos y cuidarlos”, comenta Araceli, mientras que Marina nos dice “Cada día estoy reponiendo años de olvido e indiferencia”.

Aún falta mucho camino por recorrer, habiendo apenas iniciado hace algunos meses, pero con el apoyo de todos los voluntarios y donadores, estas jóvenes fundadoras ven con optimismo hacia el futuro de este proyecto. Están en proceso de convertirse en una Asociación Civil, trabajando duro para obtener tantas donaciones como sea posible con la meta de que el alcance de su labor sea mucho más amplio.

A las personas que les interese subirse a ‘El Arca de Noé’, pueden apoyar de muchas maneras, difundiendo el proyecto, dando hogar temporal a alguno o algunos de ellos, hacer donaciones en efectivo ò en especie y, por supuesto, adoptando a alguno de estos seres que sin duda agradecerán la oportunidad de demostrarle a su nueva familia todo el amor y lealtad de los que son capaces.

Todos los domingos de 11:30 a 17:00 hrs pueden visitarlos en el Bazar Álvaro Obregón, frente al hospital del mismo nombre, ubicado en Calzada Álvaro Obregón, entre Jalapa y Orizaba, en la colonia Roma Norte. En este espacio reciben donaciones en especie y en efectivo, además de que los asistentes pueden conocer a varios de los perros rescatados e incluso ahí mismo comenzar con el proceso de adopción de alguno de ellos.

Para más información pueden ingresar a http://www.facebook.com/subealarcadenoe o escribir a arcanoemexico@hotmail.com


What's Your Reaction?
Geek Geek
0
Geek
xD xD
0
xD
Rifado Rifado
0
Rifado
Quiero Quiero
0
Quiero
Ahh? Ahh?
0
Ahh?
Tierno Tierno
0
Tierno
Enojo Enojo
0
Enojo
Asco Asco
0
Asco
Triste Triste
0
Triste

¡Sube al Arca de Noé!

Don't have an account?
Registrar

Reiniciar contraseña

Back to
Entrar

Registrar

Captcha!
Back to
Entrar

Choose post type

News Image List Poll Quiz Video Audio
Choose A Format
Personality quiz
Trivia quiz
Poll
Story
List
Video
Audio
Image