Entrevista a Felipe Calderón por Ciro Gómez Leyva


En entrevista exclusiva con Ciro Gómez Leyva para MILENIO Televisión, Calderón habló acerca de un evidente En Entrevista exclusiva con Ciro Gómez Leyva para MILENIO Televisión, Calderón habló acerca de un evidente fortalecimiento del PRI, pero advirtió que deberá revisarse la democracia después de las elecciones en el Estado de México.

Ciudad de México • Ciro: ¿Qué tal Presidente? Muchas gracias.

Calderón: Al contrario, Ciro, gracias a ustedes.

Ciro: Comenzamos por lo del jueves, Presidente, hubo críticas al día siguiente de la reunión. Algunas personas decían: los políticos sólo usan a los artistas y a los intelectuales para la foto.

Calderón: Pues no es así, no es así; al contrario, definitivamente no en este caso, yo tengo un gran respeto por Javier Sicilia, no tenía el gusto de conocerlo o de hablar con él, personalmente, en toda mi vida. Jamás hubiera pensado que yo pudiera recurrir a él para, simplemente, tomarme una foto con él.
A mí me interesa mucho su argumento, su tema, su dolor, creo que ha hecho un sacudimiento muy importante en todos, en la sociedad, en el gobierno también, desde luego, y eso era lo importante.

Ciro: Se le veía a usted muy contento al terminar la reunión del jueves.

Calderón: Pues sí estaba contento, era una mezcla de sentimientos. Creo que fue una reunión muy emotiva, estaba contento de que hubiéramos podido hablar y que nos hubiéramos podido entender, cosa que es pues bien rara en el país.

Ciro: ¿Salieron las cosas como usted esperaba?

Calderón: No te puedo decir con honestidad, Ciro, que esperaba que las cosas salieran así, de hecho no tenía una perspectiva clara de cómo iban a salir, pensé que hubiera pasado quizá lo de otras ocasiones.
Yo recuerdo, en Juárez, después de la muerte del muchacho en Villas de Salvárcar, tuvimos una reunión muy buena, muy enriquecedora, muy constructiva, y ahí luego lo que salió fue una madre de familia, de dos muchachos que habían sido asesinados ahí, hablándome. Y fue todo lo que quedó de ahí, y pensé que, probablemente, alguna cosa así hubiera quedado. Es el único pensamiento que tuve alguna vez cuando traté de imaginarme cómo sería la reunión.

Ciro: ¿Fue muy difícil negociar la presencia de Genaro García Luna en la reunión?

Calderón: No tengo claridad de qué tan difícil fue porque eso lo llevó la Secretaría de Gobernación, sé que tomaron largo tiempo. De hecho, la invitación que yo hice fue el mismo día de la marcha que llegó al Zócalo, para que dialogáramos, de ahí para acá se fue desarrollando un proceso de negociación que, entiendo, fue muy complicado.

Ciro: Pero, ¿no sabe usted qué tanto pelearon para que no estuviera el secretario de Seguridad Pública?

Calderón: No sé que tanto, pero seguramente debe haber sido complejo.

Ciro: ¿Faltan todavía siete años intensos de esta lucha?, ¿tiene usted el mismo cálculo que hizo Genaro García Luna hace unos meses?

Calderón: También sería irresponsable de mí decir cuánto falta exactamente, yo tomo un parámetro, Ciro, que me parece también muy relevante: el día que tengamos 32 policías estatales confiables y eficaces, y lo mismo diría de los Ministerios Públicos locales, federales, de las procuradurías generales de justicia, yo estoy convencido que ese día vamos a ganar y, con toda certeza, habremos ganado esta lucha. ¿Cuánto tardará eso? No sé.

Ciro: ¿Cuántos policías y cuáles están funcionando ya, a cabalidad, para la presidencia de la república?

Calderón: Hay un procedimiento que establecimos entre todos en el Acuerdo por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, y luego se reprodujo y se estableció en la Ley de Seguridad Pública. Y se establece por ejemplo, que tiene que haber un proceso en el cual se pasen por control de confianza a todos los integrantes de los cuerpos policíacos empezando por los mandos superiores. En este caso por ejemplo, hemos impulsado y exhortado a los estados a que aceleren este proceso, hay estados que llevan muy muy buen avance, y hay otros estados que creo incluso que no han empezado.

Ciro: Pero ¿alguna policía que ustedes, la presidencia de la república, el gobierno federal, digan: esa ya es una policía que está al 100, es la policía que quisiéramos?

Calderón: Es muy difícil decirlo, porque además si lo digo voy a excluir a una o a muchas, y entonces se puede tomar mal, pero es un tema que vamos a revisar en el Consejo de Seguridad Pública, nos vamos a reunir esta semana con los gobernadores.
Sé que hemos avanzado en algunas, una experiencia que yo recuerdo y que hemos avanzado claramente es en Baja California, con la policía estatal y con la policía de Tijuana que estaban verdaderamente corrompidas. Iniciamos un proceso de depuración, mataron a muchos policías, los criminales se opusieron, llegaron a amenazar, yo recuerdo en el peor momento de Tijuana, con matar a dos policías cada semana, y de hecho cumplieron su amenaza en algún punto pero, perseveramos gobierno federal y gobierno estatal, entonces gobierno municipal también y cambiaron las cosas.

Ciro: Pero ¿son hoy las más o son las menos todavía?

Calderón: Falta muchísimo por hacer, muchísimo, no quisiera yo decirlo pero, bueno son las más las que faltan por depurar.

Ciro: ¿En dónde están los logros presidente? Cuatro años y medio, esa fue otra de las reclamaciones después de la reunión del jueves. Por ahí parece que le concedieron los que lo criticaban y decían que no hay estrategia, bueno hay una estrategia, pero como preguntó Javier Sicilia: ¿en dónde están los logros de vida cotidiana para la gente, tranquilidad?

Calderón: El logro que más queremos y el que importa es la seguridad, rescatar la seguridad y ese no lo hemos encontrado, y al lado de eso no tiene mucho sentido hablar de muchas cosas, yo te puedo decir todas las capturas que hemos hecho, los grandes capos que han caído, tú ves la lista de los más buscados y el argumento es interesante, 21 de 37, el último El Chango Méndez la semana pasado, pero antes el Chayo ahí mismo en Michoacán, cada día hay capturas importantes a lugartenientes. Son logros, pero no son los que la gente necesita ver, lo que la gente necesita ver es que haya tranquilidad y paz en sus casas.
Hay algunos estados, hay algunas ciudades, hay algunos centros, donde hemos logrado recuperar poco a poco la tranquilidad, todavía falta mucho por hacer pero van las cosas, es el caso de Tijuana por ejemplo, y de Baja California, en cierta medida también, por ejemplo el caso de Ciudad Juárez, el hecho de que se reduzcan los homicidios en Cuidad Juárez, en las cifras que tenemos de agosto a mayo que se reduzcan en un 60%, yo pienso que es un logro importante, pero mientras la ciudadanía no lo perciba y se siga sintiendo insegura, y sobre todo mientras sigan existiendo homicidios, y sigan existiendo extorsiones, pues no puedo hablarte de logros todavía.

Ciro: ¿Se siente incomprendido en esta lucha presidente?

Calderón: Sí, francamente sí, porque es un tema difícil de comprender.

Ciro: Pero ¿incomprendido en cuanto al esfuerzo que se ha hecho y la respuesta que le está dando la sociedad?

Calderón: Bueno la gente, contra lo que se piense la verdad mucha gente apoya mucho y quizá silenciosamente. Lo expresa, manda cartas, reza, y sin embargo sé que hay una incomprensión, si pudiéramos explicarnos nosotros mejor, creo que la gente estaría no sólo más dispuesta a apoyar, sino podríamos avanzar mucho más rápido.

Ciro: Presidente ¿le dio municiones a sus críticos, a los que están hablando, para después de el primero de diciembre del 2012 al decir que probablemente el juicio que se le haga a su gestión sea injusto?, les dio muchas municiones, ¿le preocupa? Se lo digo directamente: ¿le da miedo el dos de diciembre del 2012?

Calderón: No porque tengo la consciencia tranquila, Ciro mientras tenga la consciencia tranquila de haber hecho lo que tenía que hacer, lo demás es irrelevante.

Ciro: Pero en la política y como están los ánimos en México la consciencia tranquila no lo es todo.

Calderón: No, no lo es todo. Seguramente habrá muchas revanchas de carácter político, se suelen agolpar muchos prejuicios, muchas mezquindades, pero creo que la única ruta Ciro es qué es lo que debes hacer y hazlo, eso es lo que debe considerarse.

Ciro: Pero ¿no le preocupa el futuro personal?

Calderón: Siempre hay una preocupación por lo que vaya a ser de tu vida, siempre, yo creo que en cualquier ser humano, pero yo estoy absolutamente tranquilo y esperanzado también de que podamos abrirle un espacio a la razón.

Ciro: ¿Se ve sometido a un juicio por, déjeme decirlo periodísticamente, los 40 mil, 50 mil, 60 mil, muertos que pudieran haber en este sexenio?

Calderón: Definitivamente no, aunque es un tema que se usa muy retóricamente siempre. Por cierto, ese tema creo que proviene de una cultura y una visión de las cosas de hace tiempo, de hace 20 ó 30 años, donde el estado realmente era el que mataba a la gente, hay que decirlo con toda claridad, ese discurso de responsabilizar por ejemplo a dictadores, Sudamérica de la represión y de los muertos, era porque realmente ellos los mataban y lo puedo decir de Sudáfrica y de muchas partes del mundo de gobiernos autoritarios que eran asesinos, este gobierno no es asesino.

Ciro: El jueves se habló de una Comisión de la Verdad…

Calderón: Eso es una cosa diferente, yo creo que todos, y yo me incluyo, estamos muy interesados en ver con nombre y apellido que ha pasado con cada una de estas personas, cómo murieron, dónde están sus restos, quién los mató, por supuesto que estoy interesado en eso, estoy totalmente interesado. Pero es distinto lo que era las persecuciones y los asesinatos, las masacres perpetradas por los gobiernos, a las que ahora realiza y perpetra la delincuencia, y contra lo cual también está el gobierno, el gobierno está contra de la delincuencia que asesina masivamente, que es genocida esa delincuencia cómo lo hicieron en San Fernando, matar 200 personas nada más por capricho, eso no tenía otra palabra más que terror y genocidio. Pero no es el gobierno quién los mató, son criminales y tenemos que ir por ellos. Yo creo que en ciertos círculos políticos e intelectuales la reacción es casi automática, es una reacción instintiva, primaria: hay muertos, es el gobierno. Eso era antes, efectivamente, pero ahora los enemigos son ellos, por esa razón fue tan importante que pudiéramos hablar el jueves abiertamente de estos temas.

Ciro: ¿Basta un solo caso para llevar a alguien a juicio?, estoy pensando en una situación política muy crispada, o estoy pensando en la necesidad de hacer un ajuste de cuentas con el pasado, ¿basta un caso presidente, el caso de un mando del Ejército, de la Policía Federal, para someter a juicio, y déjeme decirlo, para tratar de llevar incluso a la cárcel al jefe de todos ellos, al presidente de la república?

Calderón: Probablemente, pero insisto, no sólo tenemos nosotros la consciencia tranquila, sino cada vez que se ha llegado a presentar un caso de abuso de autoridad ha sido sancionado y esa es la orden estricta que tienen todos los miembros del gabinete de Seguridad Pública, cualquier irregularidad, cualquier abuso tiene que ser castigado. Y no sólo porque lo manda la ley Ciro, de la cual estoy plenamente convencido, si queremos construir un Estado de Derecho nosotros debemos cumplir la ley, sino porque también ese es el último espacio de autoridad moral, en el que somos muy superiores a la delincuencia. Tenemos muchos, muchos espacios de superioridad ética frente a ellos, pero es fundamental, los asesinos son ellos, no nosotros, y en eso hemos actuados con absoluto apego y escrúpulo a la ley. Hay que pensar también, muchos militares por ejemplo, un grupo de jóvenes soldados, etc., que están en cárcel purgando una pena precisamente por eso, porque cometieron un abuso porque se desesperaron en un retén porque alguien se pasó y le dispararon y resulta que era un muchacho que se asustó, en fin están en la cárcel y además también tienen familia y tienen muchas cosas, pero creo que es la única manera en la que podemos avanzar.

Ciro: Va a ser muy tentador decir: se acabó el México de los 40 mil, 50 mil, 60 mil muertos.

Calderón: Algún día se va a decir y espero algún día yo también poderlo decir, francamente la única manera de pasar por este espiral es siendo perseverantes y como ha ocurrido en otros casos como ocurrió en el mismo Colombia el poder ver precisamente como declina la violencia y como se reduce el poder de los violentos.

Ciro: ¿Se va a quedar a vivir en México al terminar su gestión? Probablemente, mis hijos están aquí en la escuela, pero eso es algo que no he decidido y va a depender mucho de las circunstancias va a depender mucho también de las condiciones de seguridad a la que tienen derecho todos los ex presidentes, pero que también un ambiente de revancha, de rencor político y de envidia y de intereses, ve tú a saber que vaya a pasar, pero evidentemente que esa es la intención y no solo eso, si algo me motiva a hacer lo que estoy haciendo es que algún día podamos tener todos, y no sólo alguien que se haya enfrentado a los criminales, la posibilidad de vivir en paz en México.

[b]Ciro: [/b]Presidente, cambiando de tema, se habló de medidas, que impuso medidas disciplinarias después del caso de Hank. ¿Qué medidas disciplinarias?

Calderón: Le ordené al Ejército hacer la investigación y poner las medidas disciplinarias del caso, que el caso ameritara.

Ciro: Pero está en manos del Ejército…

Calderón: Sí, seguramente, ellos habitualmente realizan un ejercicio disciplinario muy fuerte y muy constante.

Ciro: Presidente, cuesta trabajo creer que usted estaba durmiendo sin tener información de lo que ocurrió ese sábado en la mañana allá en Tijuana.

Calderón: Pues así es, Ciro. Francamente, independientemente de que se crea o no así es, pues eran las tres de la mañana, en sábado, estaba yo con mi familia; además fuera de la ciudad de México y fui informado en la mañana temprano, pero además es lógico también, Ciro; oye, imagínate que el Ejército o cualquier fuerza pública tuviera que avisar al Presidente cada percepción que realiza.

Ciro: Era Jorge Hank Rohn.

Calderón: Pues sí, pero en el entendido de las personas que estaban armando el asunto no sabían que se tratara de él hasta que estaban ya, finalmente, en la casa.

Ciro: Se le vio muy enojado con lo de los sepulcros blanqueados, con los obispos.

Calderón: Pues francamente sí, a lo mejor se me pasó la mano, ahí con ellos, pero son los menos indicados para ponernos ese tipo de modelos de santidad. Podrán pensar lo que quieran, podrá decirse que ya de acuerdo con el juez Hank Rohn, pues, por lo menos, debería estar libre; yo, hasta donde entiendo, no se ha dicho que es inocente, pero a mí me gustaría ver obispos, en la religión mía la de mis padres, la de mis hijos, en la de mis más sólidas creencias, especialmente de más joven y aún en mi propia militancia católica, me gustaría ver obispos más comprometidos con la verdad y con la justicia que con intereses políticos.

Ciro: Cinco días después…

Calderón: O económicos

Ciro: Sí, o económicos. Cinco días después, y ya sin el calor de la reunión, mantiene lo de los sepulcros blanqueados.

Calderón: Pues mira, es una evocación, son palabras de Cristo en el evangelio, cuando se refiere, precisamente, a los sacerdotes del templo, a los fariseos. Yo conozco obispos de primera, obispos de primera, uno de ellos, por ejemplo, me dio clases en la prepa cuando era apenas un sacerdote muy joven y yo era un estudiante muy inquieto, hoy es obispo de Tehuacan. Lo llevé a Roma, mi propio obispo, Suárez Inda, que ha abogado, por ejemplo, en Michoacán por las familias de las victimas inocentes, por ejemplo, los que mataron en Acapulco él vino, abogó, con él estuvimos trabajando, por él recibimos aquí además a los papás, fue el contacto, también abogó por las víctimas que han desaparecido en Michoacán, también abogó por los familiares de la gente que estaba detenida cuando se hizo la operación contra la cobertura política en los municipios; en fin, son gente comprometida, yo pienso.

Ciro: No es el caso de Ecatepec y Tijuana.

Calderón: Pues mira, yo creo que todavía está pendiente una explicación de por qué lo defienden así…un modelo de santidad, tener 19 hijos con varias parejas, dedicarse a lo que se dedica, hacer lo que hace, pues yo creo que no.

Ciro: Finalmente presidente, el PRI está 30 puntos adelante en todas las encuestas para las elecciones del próximo domingo, la fuerza del PRI y sobre todo del PRI de Peña Nieto luce formidable para el 2012.

Calderón: Se ve que hay un PRI que desde… está muy fortalecido evidentemente ¿No? Pero bueno siempre los electores tienen en sus manos la posibilidad de decidir, todo cuenta en las campañas Ciro, todo cuenta, las propuestas, los candidatos, las reglas, la capacidad organizativa, el dinero, cuenta muchísimo el dinero, los medios, de manera tal que independientemente de lo que decidan los mexiquenses habrá que hacer una revisión profunda de todos esos factores, ¿Con qué propósito? Con el propósito de tener pues una democracia tal y como la queremos en el país, una democracia que parta de la premisa de que el elector tenga todos los elementos de decisión que haya un suelo parejo para las contiendas electorales, que haya un gasto bien supervisado de las campañas, que haya equidad en la contienda, que haya transparencia en los votos, en fin, pues todo lo que hemos anhelado en México y que aparentemente habíamos logrado y que de repente pues habrá que revisar nuevamente.

Ciro: A un año de las elecciones presidenciales y recordando las de 2006 usted pensaría que Enrique Peña Nieto y que el PRI de Peña Nieto son un peligro para México?

Calderón: Yo creo que no, la verdad es que, depende de que estemos hablando. Yo creo que todas las opciones politicas son válidas, y todas las opciones políticas son capaces de generar bien común o de destruirlo. Yo creo que el ejercicio que deberíamos hacer los mexicanos en el año 2012 será eso. Qué significa cada candidato y qué significa cada partido o un candidato y un partido en específico son un peligro para el país, va a depender exactamente de qué es lo que vayan a hacer o a dejar de hacer en 2012. Y es un juicio todavía pendiente de realizar. Veamos las campañas, veamos los precedentes y veamos las ideas sobre los temas. Una de las cosas que comentamos el pasado jueves es, y ese es un énfasis también, no somos responsables únicamente por lo que hacemos sino también somos responsables por lo que dejamos de hacer.

En el caso concreto que tú me comentabas, yo no he cometido ningún delito y todo delito que he visto lo he tratado de castigar conforme a las reglas que tiene el gobierno y el poder.
En cambio, si yo hubiera visto esos 40 mil muertos, 50 mil o los que sean, que son muertos, asesinados por la delincuencia, insisto, no es trivial la diferencia y no hubiera hecho nada, yo me sentiría mas responsable moral, política y legalmente y se me acusaría igual. Tú viste cómo estaban matando gente, levantando gente, secuestrando gente, cómo estaban matándose entre ellos, como han asesinado y no hiciste nada.
Ahí sí te aseguro que habría una responsabilidad, no sé que tanto legalmente.

Ciro: Regresando a la política, conoce muy bien a los actores, Peña Nieto ha sido colaborador de su gestión, todo el tiempo de su gestión y de ahí, de ahí mi pregunta. Es lo mismo, ve el mismo peligro que veía con López Obrador y su movimiento en el 2005-2006? Peligro para el país.

Calderón: No quisiera yo abundar en aquél tema, porque ha causado ya suficiente polémica. Yo insisto, todas las ideologías y todos los candidatos tienen cosas buenas, y cosas que pueden ser motivo de preocupación y dependerá de cómo las resuelva ante los electores en la propia campaña, y cómo las resuelvan estando en el poder, si es que llegan a gobernar.

Ciro: Presidente, algunos que seguimos la información todos los días tenemos una percepción de que usted podría estar convirtiendo al secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, en algo parecido al Santiago Creel de Vicente Fox, en una especie de candidato oficial.

Calderón: La verdad es que no, yo y soy abierto en esa estrategia, Ciro, creo que debe de haber un proceso electoral en el PAN tal que le dé visibilidad a todos los precandidatos, que la contienda misma vaya armando precisamente los perfiles fuertes y las debilidades de cada precandidato o precandidata, que un proceso electoral vistoso, interno, una contienda limpia finalmente arroje un candidato fortalecido y que hasta el momento no se ve, y no solo Ernesto Cordero que es una persona inteligente, a todos creo que los conozco hace muchísimo tiempo, a Ernesto lo conozco hace muchísimos años, a Javier Lozano lo conozco hace muchísimos años, a Alonso Lujambio también, a Santiago Creel también, a Josefina también y, bueno, a los que están ahí aspirando, a Heriberto menos pero en fin, pero la idea es que todos tengan una contienda en la que verdaderamente se perfile un candidato con el peso de un electorado del PAN que está en este momento como pues quieto, quizá desesperanzado, pero creo que las cosas pueden cambiar sustancialmente.

Ciro: ¿Cuándo va a dejar que se vayan del gobierno de Felipe Calderón Ernesto Cordero, Alonso Lujambio, Javier Lozano?

Calderón: No, pues que se vayan, se pueden ir en cualquier momento, ellos…

Ciro: No pueden renunciarle así al presidente de la República.

Calderón: Sí, sí pueden, digo la cosa es que me lo platiquen y me lo digan, no de veras, yo he sido respetuoso de las aspiraciones de todos, antes me reclamaban que no los dejaba hacer nada, ahora me reclaman que los dejo hacer mucho, como todo en la vida mi querido Ciro, ninguna cosa buena que hagas quedará impune, como decía Carlos Castillo. No, yo pienso que las reglas establecidas en la ley marcan que la contienda interna empieza por ahí de noviembre, diciembre, entiendo, yo creo que el PAN tiene muchos precandidatos, esa lista debiera acortarse, pero no veo cómo pueda hacerse, en cualquier caso, en un procedimiento democrático le va a dar fortaleza el candidato del PAN.

Ciro: ¿Pero se pueden ir cuando quieran?

Calderón: Sí, están en absoluta libertad, siempre y cuando podamos hacer en sus respectivas oficinas una transición adecuada.

Ciro: ¿El secretario de Hacienda se puede ir antes de terminar el presupuesto y la ley de Ingresos?

Calderón: Yo creo que, ahí hay plazos efectivamente muy claros y lo deseable es que se puedan hacer bien esas cosas, no, pero insisto, yo creo en una cosa Ciro, que estamos también medio cancelando que es la libertad política, la libertad política que tanto trabajo nos costó que se hiciera valer y ahora como que interpretamos que en quien gobierna no hay libertad política y sí debe haberla, es decir, siempre y cuando se respeten las reglas, se respete la ley, se actúe equitativamente para todos, pero convicciones, creencias, principios, propuestas, militancias, programas pues no solo es válido sino yo creo que necesario que se tengan con identidades que sean políticamente imputables.

Ciro: A estas alturas del sexenio anterior el Secretario de Energía del gobierno llevaba casi un año de haber renunciado.

Calderón: Si, más, un poquito más de un año.

Ciro: Se les esta haciendo tarde presidente.

Calderón: Pues no sé, no sé, yo en aquel tiempo renuncie, quizá antes de lo que hubiera querido definitivamente ¿Eh? Porque tenía muchos proyectos, muchos anhelos para concretar ahí en la secretaria, habíamos empujado muy fuertemente una reforma energética, fíjate lo que son las cosas, habíamos llegado a un acuerdo con el SME, un acuerdo de productividad, para evitar precisamente a la situación a la que llegamos, que finalmente nunca se cumplió desgraciadamente, en fin yo creo que cada circunstancia es distinta Ciro, lo que si me preocupa también es que ya finalmente las campañas están resultando tan cortas, que sólo quien esta muy bien posicionado exante pues tiene capacidades de ganar.

Ciro: Y los panistas van a tener candidato hasta enero creo, enero, febrero, a ver si no les pasa lo del estado de México, que cuando se den cuenta que ya están en campaña esta terminando.

Calderón: Yo creo que hay que evitar precisamente o hay que aprender clarísimamente de todo lo que estamos pasando, yo creo que hay muchas cosas imputables al propio PAN, al gobierno, que hay que revisar y también hay que revisar los propios procedimientos electorales…

Ciro: Una última pregunta para terminar, Presidente, de coyuntura, ¿va a desaparecer, va a pedir que desaparezca el IETU, el presupuesto ley de ingresos?

Calderón: No.

Ciro: ¿Lo mantiene?

Calderón: La verdad es que tenemos una recaudación todavía muy pobre, Ciro. Pobrísima. Creo que es de las más bajas de América Latina en término del PIB debe ser 10, 11 por ciento del PIB comparado con un 17 por ciento en promedio en América Latina. Cierto, en México pocos, y es un grupo muy pequeño el que paga impuestos, si se quiere, pero aún la recaudación es pequeña, y creo que el IETU es un impuesto, el impuesto empresarial a tasa única, que evita, precisamente, que se realice lo que se llama ingeniería fiscal o financiera para evitar pagar impuestos, es un impuesto de control, es como un impuesto de reserva o de respaldo. Si una empresa tiene ganancias y genera utilidades no paga el IETU, eso se olvida; si, en cambio, dice que no tiene ninguna utilidad, pues por lo menos que nos pague lo del IETU.

Ciro: Se mantiene entonces.

Calderón: Se mantiene.

Ciro: Gracias, Presidente.

Calderón: Al contrario.

 

 

fuente: Milenio

 


What's Your Reaction?
Geek Geek
0
Geek
xD xD
0
xD
Rifado Rifado
0
Rifado
Quiero Quiero
0
Quiero
Ahh? Ahh?
0
Ahh?
Tierno Tierno
0
Tierno
Enojo Enojo
0
Enojo
Asco Asco
0
Asco
Triste Triste
0
Triste

Entrevista a Felipe Calderón por Ciro Gómez Leyva

Don't have an account?
Registrar

Reiniciar contraseña

Back to
Entrar

Registrar

Captcha!
Back to
Entrar

Choose post type

News Image List Poll Quiz Video Audio
Choose A Format
Personality quiz
Trivia quiz
Poll
Story
List
Video
Audio
Image